sábado, 2 de abril de 2011

LA CIUDAD Y EL MUNDO (II)

1958. Zelda ha conseguido escapar finalmente de sus hermanos. En la tarde de diciembre hace un calor feroz y ha recorrido a zancadas toda esta parte de la estancia ( la alberca, la estacada, el arroyo) y ha llegado jadeando hasta su árbol, su ombú, huyendo de ellos, agitando como una bandera sus trenzas rubias. Zelda es flaca y larguirucha, y corre con desgarbo y eficacia. Con ella ha traído un libro de no menos de quinientas o seiscientas páginas: su regalo de cumpleaños. Está escrito en checo y a su padre le brillaron los ojos cuando Zelda rasgó el papel y leyó en voz alta el nombre del autor.

- ¡Ilimi, papá! ¡Es Dzevan!

Abre el volumen para oler su tinta fresca. No ha visto el momento de apagar las velas, engullir su trozo de torta y, con el permiso de su padre, salir disparada con el libro hacia su ombú. Se trepa hasta su rama de leer y allí lo abre... ¡está dedicado de su puño y letra! Para Zelda Wissenbolt, la hija predilecta de mi mejor amigo. Dzevan Ilimi.

Zelda lee la primera frase. En adelante, durante toda su vida sentirá que en ese momento se decidió su destino. Sigue leyendo mientras la luz se lo permite mínimamente. Cuando ya no es así y su propio padre viene hasta el ombú, armado con una linterna, para llevarla de vuelta a casa, alega que se encuentra mal, que tal vez ha comido demasiado deprisa, que prefiere irse a la cama sin cenar. Por supuesto, su padre le da permiso a sabiendas de lo que va a ocurrir. Caminan los dos en la oscuridad serena, y la tierra cruje bajo las botas de su padre. Las ranas celebran la noche, la brisa, las estrellas. Zelda tiene por fin trece años. Pasará la noche, la madrugada, hasta el amanecer, sentada en la cama, leyendo con su linterna en la habitación para ella sola que estrena hoy. Su madre se lo hubiera prohibido, pero su padre la comprende.

1 comentario:

Antonius Block dijo...

PUES CLARO
... yo también la comprendo; al fin y al cabo,
http://www.youtube.com/watch?v=aedXnLpKBCw

... aunque no sea especialmente fácil entender el efecto de las palabras en la mente de una cría de trece años,
http://www.youtube.com/watch?v=9LXugbHRvUg&feature=related