lunes, 14 de febrero de 2011

ESCLAVO DEL MAL

Señor de las Tinieblas, escúchame y no me calientes más la sangre.

No hay comentarios: