martes, 27 de julio de 2010

El Prudente Ulises

27 de agosto.- Los setenta y dos días de trincheras que llevamos en este secarral (con sus 673 muertos, 1234 heridos y 312 enfermos de disentería) se explican por el hecho de que, hace cinco meses, una firma inglesa vendió al gobierno una partida de fusiles Máuser a raíz de los buenos oficios de la embajada británica, que convenció a nuestro Rey de que invadiese el territorio fronterizo donde nos encontramos. El fruto de la carnicería detallada más arriba puede expresarse en libras esterlinas y francos suízos, que se encuentran depositados en diversas entidades bancarias de Londres y Berna a excepción de cierta suma, invertida en una línea de ferrocarril que en el futuro, tal vez, unirá Tesalónica con Atenas. La inmensa mayoría de los que han muerto, se están muriendo o van a morir aquí son analfabetos. Como Héctor, como Aquiles, como los soldados de Alejandro. Como los troyanos de las trincheras de enfrente.

jueves, 22 de julio de 2010

Civilización

"- ¿Y Grecia?
- Grecia es un equipo que está ahí."

lunes, 19 de julio de 2010

La Mano Que Tira La Piedra

No me llamo Juan Sendino. No estoy sentado en un banco de granito. No hace un sol tranquilo, ni se oye lejos una feria. No pasa una gaviota. Mi sombra no se está alargando, porque no cae la tarde. No miro una reja verde, ni un camino de tierra que baja al otro lado. No veo un limonero. El cielo no se enciende. No hay nubes muy altas, ni pálidas como cabelleras de canas. Por último, yo no he escrito esto.

lunes, 5 de julio de 2010

SALIDA URGENTE

HIDALGO ENLOQUECIDO LECTURA LIBROS CABALLERÍA FÚGASE. STOP. HIDALGO NOMBRADO CABALLERO. STOP. DESVENTURAS CRECIENTES APALEAMIENTO HIDALGO. STOP. LIBROS HIDALGO QUEMADOS POR FAMILIARES Y AMIGOS.

CRIMEN FAMOSO (II)

El año al que ya he aludido se presentó en el pueblo, el día antes de concederse el premio, un individuo extraño. Iba siempre con elegante bastón, fumaba sin parar y no se comunicaba con nadie. Era portugués. Tenía un caminar elástico y ligero, pero tenso, como si sus gafas tirasen de él. Se alojaba en la casa de la Machacona, en una esquina de la plaza. Se le vió salir de la fonda al caer de la tarde, caminando en dirección al campo, solo, fumando. El día del premio, que se iba a conceder en el salón de juntas del Ayuntamiento, el secretario del tribunal anunció a la concurrencia, al comienzo del acto, que, por fin, ese año había ganador. A continuación abrió el sobre y, con el poema y partitura intitulados "Hierro"- dijo- había ganado el premio al concurso de obras originales e inéditas, convocado para dotar a Beltraneja de un himno propio, el poeta y compositor que, con la plica de "Alem" tenía por nombre Joao Bento Corvo de Sa. Todos esperaban ver ponerse en pie al portugués y abrirse paso hacia el pasillo para acudir a recoger el sustancioso galardón, pero no sucedió así, porque no se encontraba en el acto. A mediodía, un hombre subido en un mulo llegó, al trote, hasta el cuartelillo y, minutos después, el cabo se personó en la zanja donde yacía el portugués. Tenía, al parecer, la cabeza abierta como un melón.

domingo, 4 de julio de 2010

EXPRESIONES PERSEGUIBLES

- UN CIELO PLOMIZO
- CENDALES DE NIEBLA
-VISIÓN CALEIDOSCÓPICA
- SE ESTREMECIÓ TODA ELLA
- EL MAR, COMO UN ESPEJO