martes, 23 de febrero de 2010

EL BLANCO DÍA

Qué pasa si te despiertas lentamente en la penumbra. Qué pasa si ya puedes distinguir la única ventana, alta y pequeña, cuadriculada por las rejas. Qué pasa si sabes dónde estás y por qué estás ahí. Qué pasa si tu condena es asistir así, tumbado e inmóvil, a un amanecer que durará toda la eternidad.

1 comentario:

Antonius Block dijo...

LA HISTORIA DEL ASTRONAUTA
... en realidad es una paradoja, que no una historia. Dice así: Un astronauta llega a los confines del Universo, y por primera vez ve ante sí la posibilidad de escapar del mismo. Pone los motores a toda caña, y entonces ... comprende que jamás podrá escapar, jamás de los jamases, porque su nave y él mismo son Universo. Tanto como las galaxias, el polvo estelar y la novia a quien dejó en la Tierra.

Que qué pasa si te despiertas una mañana ... pasa esto,
http://www.youtube.com/watch?v=OvzNjRSlBgU&feature=related

Como el astronauta, pasa que hagas lo que hagas y suceda lo que suceda, no podrás nunca escapar de la formidable fuerza de gravedad que eres tú mismo. Así que, en el fondo, da igual.